• Aquilea.com

¿Para qué sirven los ejercicios de movilidad articular?

Es normal que con el paso de los años notemos cómo vamos perdiendo parte de la agilidad en nuestras articulaciones, una tendencia que se ve empeorada con el sedentarismo y la falta de actividad física. Por ello te proponemos una serie de ejercicios de movilidad articular con los que podrás mejorar tu bienestar y prevenir dolores o lesiones.

3 tipos de ejercicios de movilidad articular

1.- Círculos invertidos: se trata de un ejercicio con el que comenzaremos a poner en funcionamiento gran parte de nuestro cuerpo, al estar implicadas las piernas, los brazos y la espalda. Para realizarlo deberemos hacer una especie de flexiones invertidas, es decir, empezamos colocándonos boca arriba con las palmas de manos y piés tan apoyadas en el suelo como nos sea posible.

Una vez en nos encontramos en la posición adecuada, elevaremos la cadera a la vez que la traemos hacia la cabeza y repitiendo el movimiento en sentido inverso hasta situarla nuevamente en el suelo.

Podemos versionar este ejercicio hacia un puente de glúteos, para lo cual nos situaremos boca arriba, con los brazos estirados pegados al cuerpo y las rodillas flexionadas sin despegar las plantas de los pies del suelo. De forma similar a el movimiento de Círculos invertidos, elevaremos poco a poco la cadera en dirección a nuestra cabeza.

2.- Elevación de rodillas: es uno de los ejercicios más sencillos y con el que podremos prevenir dolores y molestias en una de las articulaciones más delicadas, como son las rodillas. 

Para realizarlo, nos pondremos de pie e iremos turnando nuestra pierna de apoyo, elevando la contraria hasta la altura del pecho con ejercicios dinámicos. Recuerda que lo importante es que nuestras articulaciones trabajen de manera correcta, por lo que el ritmo lo marcará la comodidad y las sensaciones mientras practicamos.

3.- Buenos días: para hacer este ejercicio de movilidad articular nos pondremos de pie, con las piernas abiertas hasta nuestros hombros y las rodillas ligeramente flexionadas. Una vez en esta posición y manteniendo nuestra espalda recta o ligeramente arqueada hacia dentro, doblamos por nuestra cadera de manera que el torso tienda a orientarse en paralelo al suelo.

Es importante que no forcemos y trabajemos con la movilidad que nuestro cuerpo nos permita, llegando a doblarnos hasta donde nos sintamos cómodos.

Para ayudar a mejorar la movilidad general de tu cuerpo, puedes aportar un extra de Colágeno hidrolizado + magnesio magnesio y colágeno y mantenerte en buena forma practicando con estos ejercicios de movilidad articular, adaptándolos siempre a tus aptitudes físicas.

Grupo Areafit®. Todos los derechos reservados 2020.

  • Facebook
  • Instagram
738e536059f8ca89ae33a97f0edca2ff-icono-d